Blogia
UN LUGAR PARA APRENDER FILOSOFÍA

PELICULA: ¿QUIÉN MATO A WALTER BENJAMIN?

QUIÉN MATÓ A WALTER BENJAMIN...

(6 de octubre de 2005)

El director David Mauas aporta datos reveladores
sobre las circunstancias de la muerte
de Walter Benjamin en Portbou

Dentro de las celebraciones de su 50 Aniversario, el Goethe-Institut de Barcelona presenta en primicia el estreno del documental Quién mató a Walter Benjamin... que tendrá lugar el jueves 6 de octubre a las 20:00h en el Institut Français (Moià, 8) con la presencia del director del documental, David Mauas.

El documental, que aborda las circunstancias de la muerte del gran pensador judío-alemán Walter Benjamin, es una producción de Medianimación y Milagros Producciones, coproducido por Televisió de Catalunya (TVC) y NIK Media (Países Bajos) y que ha contado con el apoyo del Goethe-Institut de Barcelona y Bonn.

¿Encubrió el médico la verdadera causa de la muerte? ¿Tenían conocimiento las autoridades españolas acerca de la importancia de este “viajero extranjero” que fue enterrado según rito católico y bajo un nombre equivocado? ¿Se trató realmente de un suicidio? Estas son algunas de las preguntas que se plantea el director sesenta y cinco años después de la muerte del pensador. El documental Quién mató a Walter Benjamin... busca las respuestas sobre las dudosas circunstancias de la muerte de este ilustre refugiado, estableciendo el retrato de un pueblo de frontera, anclado entre dos frentes, testigo de evasiones, persecuciones y falsas esperanzas.

El año 2001, el director del documental, David Mauas, inició un proceso de investigación de tres años, acompañado por el Goethe-Institut, que lo llevaron a entrevistarse con muchos de los personajes implicados en el caso en Alemania, Francia y España; y a consultar archivos en Israel, Estados Unidos e Inglaterra. Con la intención de realizar la primera investigación coordinada entre los tres países, complementar los puntos de vista de sus autoridades y explorar a fondo el mito del suicidio, el director crea este film noir , híbrido entre el documental clásico y el video art que lo han llevado a afirmar que: Quién mató a Walter Benjamin… no supone sólo la reconstrucción de una muerte, sino el retrato del escenario de un crimen”

Quién mató a Walter Benjamin ... ha contado también con el apoyo del Institut Català de les Indústries Culturals (ICIC), la European Association for Jewish Cultura (Londres/París), la Kunstochschule für Medien (Köln), el Institut Valencià d'Art Modern (IVAM), la Fundació Baruch Spinoza (Barcelona), el Ayuntament de Portbou y el Patronato de Turismo de Costa Brava.

Posteriormente a la presentación pública del 6 de octubre, Televisió de Catalunya tiene previsto estrenar la versión televisiva del documental. En cuanto al uso no comercial, el Goethe-Institut pose los derechos de distribución en todo el mundo.

Más información en: www.whokilledwalterbenjamin.com

 

SINOPSIS

PORT BOU, 1940. El 25 de septiembre, luego de siete años de exilio , Walter Benjamin atraviesa los Pirineos en un desesperado intento de escapar de los nazis. Se dispone a pasar la frontera clandestinamente y, atravesando el territorio español, alcanzar Lisboa donde se embarcará rumbo a los Estados Unidos. Un súbito cambio en la legislación española, le impide la entrada a la Península. Benjamín se ve obligado a pernoctar en una fonda de Port Bou, bajo la estrecha vigilancia de tres policías que tienen órdenes de deportarlo a Francia a la mañana siguiente. Esa misma noche, Benjamin inicia una agonía que lo llevará a la muerte veinticuatro horas más tarde. Según sus allegados, se trata de un suicidio. Pero el parte médico tipifica el deceso como muerte natural.

¿Encubrió el médico la verdadera causa de la muerte? ¿Tenían conocimiento las autoridades españoles acerca de la importancia de este “viajero extranjero” que fue enterrado según rito católico y bajo un nombre equivocado? ¿se trató realmente de un suicidio?

Quién mató a Walter Benjamin... busca las respuestas a las dudosas circunstancias de la muerte, sesenta años atrás, de un ilustre refugiado, a la vez que establece el retrato de un pueblo de frontera, anclado entre dos frentes, testigo de evasiones, persecuciones y falsas esperanzas.

Quién mató a Walter Benjamin... , no supone solo la reconstrucción de una muerte, sino el retrato del escenario del crimen.


FICHA ARTÍSTICA Y TÉCNICA

Director
 DAVID MAUAS

Producción ejecutiva

 

MIQUEL ALVAREZ
DAVID MAUAS

Guión

 

DAVID MAUAS
JOAN RIPOLLÈS

Directora de fotografía

 RACHEL RUSINEK

Operadores de sonido

 

CÉSAR FERNÁNDEZ
SHINYA KITAMURA

Música

 XAVIER MARISTANY
Edición
 

PAU VALIENTE
VICTOR VIDAL

  
Formato
 Digital Betacam pal

Color

 Color

Sonido

 Estereo

Versión original

 Español
Catalán
Inglés
Hebreo
Alemán
Francés

Voz en off y subtítulos

 

Inglés
Español
Catalán

Disponible en versión

 

Inglesa
Española
Catalana

Duración
 73 minutos

 

BIOFILMOGRAFIA DE DAVID MAUAS

David Mauas nace en Buenos Aires en 1968. En 1994 se licencia por el Departamento de Fotografía, Vídeo y Animación de la Academia de Artes y Diseño “Bezalel”, Jerusalén.

Escribe, produce y realiza varios cortometrajes ( La Hora Sin Sombra , Over the Line , Sara Take II , Beiad Chazaka ) y participa en la producción y realización de reportajes sobre arte para televisión.

Entre 1995 y 1997 dirige el Departamento de Vídeo de la Filmoteca de Jerusalén.

En 1997 se traslada a la ciudad de Barcelona para cursar estudios de doctorado en el Departamento de Comunicación Audiovisual de la Universidad Autónoma de Barcelona. Obtiene becas de investigación por parte del Ministerio de Relaciones Exteriores de España.

En el año 2000 estrena el documental Historias de un Librero , que centra su narrativa en el juicio llevado a cabo contra Pedro Varela, conocido filo nazi, propietario de la Librería Europa de Barcelona y ex presidente del movimiento pro fascista Cedade. La obra obtiene el Premio al Mejor Documental Creativo en el Festival de Creación Audiovisual de Navarra y se exhibe también en el marco de distintos festivales nacionales y europeos.

Además toma parte en distintos proyectos y actividades, entre otras: tour manager de una gira europea de circo, asistente de dirección, jefe de producción, producción y dirección de programas culturales para televisión.

En 2003 obtiene una residencia de artista en la Academia de las Artes de Colonia, Alemania, para la investigación del documental sobre la muerte de Walter Benjamin en Porbou.

Actualmente se encuentra desarrollando dos proyectos documentales y la escritura de un libro sobre los últimos días en la vida del filósofo Walter Benjamín.

Quién Mató a Walter Benjamin… es su primer largometraje documental.

A su regreso trabaja como freelance en distintas producciones.

Entre julio de 2003 y marzo de 2004 es invitado a Colonia (Alemania) como fellow artist resident por la Kunsthochschule für Medien con el objeto de investigar, escribir y preparar el proyecto de rodaje de un documental sobre la muerte de Walter Benjamin en Portbou.

Paralelamente a la preparación de dicho proyecto, David Mauas trabaja en el desarrollo de distintas propuestas audiovisuales. Entre otras, el montaje de un documental titulado “Terezin/Theresienstadt, Entre el Fisfus y la Repetición” (video, 75 minutos, con el apoyo de Arche, Viena y Terezin Foundation).

En abril de 2004 se le encarga la producción y dirección de un reportaje sobre el Museo Judío de Berlín, ideado por Daniel Libeskind, para Nik Media, Holanda.

Durante los meses de mayo y junio se hace cargo de la producción Kavkasic Circus para el Forum Barcelona 2004.

Durante el período de septiembre de 2004 y junio de 2005 termina su primer largometraje documental titulado Quién Mató a Walter Benjamin…

 

NOTAS DEL DIRECTOR

Cualquier estudiante universitario que haya abordado estudios de comunicación, arte, cine, traducción, lenguaje o pensamiento filosófico se topo alguna vez con el nombre de Walter Benjamin. Mi primera incursión en el pensador, como estudiante en la Academia de Artes de Jerusalén, fue a través de “La Obra de Arte en la Era de la Reproductibilidad Técnica”, texto obligado de lectura y escrito clave a la hora de intentar aprehender el destino de la realización artística —especialmente audiovisual— como resultado del progreso tecnológico.

Años más tarde, ya radicado en Barcelona, se me encarga, por parte de la Televisión Israelí, la realización de un reportaje especial con motivo del sesenta aniversario de la muerte del filósofo. Grande fue mi sorpresa —y mi ignorancia retroactiva— cuando me entero que este ilustre pensador culmina su vida a unas pocas horas de viaje de Barcelona, en una pequeña localidad hasta el momento desconocida, llamada Portbou.

Como consecuencia de la realización del reportaje, empieza a crecer en mí la necesidad de investigar más a fondo lo sucedido de cara a una posible propuesta documental. Todo lo leído hasta el momento sobre su muerte no terminaba de convencerme, y la verificación in situ , es decir, en el pueblo, dejaba mucho lugar a dudas.

Lentamente fue cristalizando una figura clara. La muerte de Walter Benjamin en Portbou, no era solo el fracaso de un personaje ilustre, sino la representación de toda una generación de refugiados que intentaban salvarse de las garras del nazismo huyendo desesperadamente a través de los Pirineos. Pero también era, el encuentro con otro avatar histórico no menos relevante: las heridas de una guerra fraticida, la ocupación, las represalias, la corrupción. Tenía ante mí la posibilidad de trazar la confluencia entre dos universos, entre dos encuentros violentos que marcaron el siglo veinte: La Segunda Guerra Mundial y la Guerra Civil española.

A medida que se iba avanzando en la investigación, era mayor el convencimiento de que era necesario apartarse del modelo histórico clásico, que intenta inútilmente aprehender lo sucedido sin detenerse en la investigación del escenario. No era suficiente con centrarse solo en Walter Benjamin, era imperativo también detenerse en el estudio de esa pequeña localidad: en sus redes de contrabando, en las relaciones entre los vecinos, en dilucidar la participación de cada uno de los distintos personajes que directa o indirectamente, se encontraron aquella fatídica noche de septiembre de 1940: el médico, el dueño de la fonda, el juez, el alcalde, el comisario, otros.

Esta manera de aproximación al tema, nos permite trazar una estrategia narrativa, a la vez universal y a la vez local. Por un lado, Walter Benjamin, y el mundo en que se encontraban estos refugiados, por el otro, Portbou, el retrato de un pueblo catalán, uno de los últimos reductos de resistencia frente al avance imparable de las tropas franquistas sublevadas. Finalmente ocupado, se convertiría en el escenario terrible del hambre, la corrupción, las represalias, los favoritismos. Un pueblo con las heridas apenas cicatrizadas, por momentos deseoso de expresarse, por otros de callar. Una especie de enigma que es necesario desentrañar. Y que, a pesar de los años, continúa siendo escenario de pasos clandestinos, inmigraciones, deportaciones y silencio deliberado.

Lo universal y lo local. El desafío de retratar una época que no se agota, llena de grietas por donde seguir mirando, o si se quiere, la fascinación por un momento histórico que visto desde la distancia de este nuevo siglo, tiene mucho de actualidad.

Y así, más de diez años después, me encuentro nuevamente con los textos benjaminianos sobre mi mesa, y algo más, la historia de un pueblo, las biografías de personas hasta el momento desconocidas para mí, pero que podrían venir en nuestra ayuda a la hora de descifrar el enigma, ya no del filósofo, si no de Benjamin hombre, solitario, refugiado.

David Mauas

 

 

LAS CLAVES DE LA HISTORIA 

Walter Benjamín

El 15 de abril de 1892 nace en Berlín, Walter Benjamin, uno de los mayores pensadores del siglo XX. Cercano a los filósofos de la Escuela de Francfort, exegeta del marxismo al uso, es autor de una obra intelectual atípica e inclasificable, que incluye traducciones, ensayos históricos, lingüísticos y artísticos.

Tras la detención de su hermano, a principios de la década de los treinta, Benjamin abandona Alemania para evitar el acoso del régimen nacionalsocialista instalándose en París, desde dónde realiza distintas visitas a Dinamarca, España e Italia, entre otros.

En 1939 le es anulada su nacionalidad alemana. Al estallar la Segunda Guerra Mundial, es internado en un Campo de Trabajadores Voluntarios en Francia.

En verano de 1940, ante la llegada de los alemanes abandona París, consigue un visado para los Estados Unidos pero no logra embarcar en Marsella. Atraviesa la frontera española el 25 de septiembre, con la intención de llegar a Lisboa y, de allí, embarcar hacia América.

Sin embargo, veinticuatro horas más tarde muere en extrañas circunstancias en el interior de la habitación de una fonda de Portbou, el pueblo fronterizo español.

 

La versión de los hechos

El 25 de septiembre de 1940, tras siete años de exilio, Walter Benjamin cruza los Pirineos en un desesperado intento de huir de los nazis. Se dispone a pasar la frontera clandestinamente junto con un reducido grupo de fugitivos para, tras atravesar el territorio español, embarcar en Lisboa rumbo a los Estados Unidos. Sin embargo, un súbito cambio en la legislación española le impide la entrada a la Península. Benjamin se ve obligado a pernoctar bajo vigilancia en la Fonda de Francia de Portbou, a la espera de ser deportado a tierras galas a la mañana siguiente.

Esa misma noche, el filósofo judeo-alemán inicia una agonía que lo llevará a la muerte veinticuatro horas más tarde.

A pesar de que el parte médico tipifica el deceso como muerte natural, durante muchos años se dio por supuesta la posibilidad de un suicidio inducido. En los años noventa se localizan las actas oficiales en las que se habla de muerte por causas naturales, lo cual arroja más sombra que luz sobre un caso plagado de irregularidades. Actualmente, tanto en el pueblo como fuera de él, hay quienes no tienen reparos en hablar abiertamente de un posible asesinato.

Una vecina que conoció personalmente al regente de la fonda, todavía hoy recuerda el momento en que éste irrumpió angustiado en la casa familiar, para dar noticia de la muerte de aquel inquilino desconocido.

La versión de ésta y otros vecinos del pueblo, testigos directos de la época, junto a nuestras propias pesquisas en archivos históricos y particulares, abre la puerta a nuevas investigaciones que entran en litigio con los presupuestos comúnmente manejados sobre la muerte de Walter Benjamin.

A partir de aquí, el documental sigue el hilo de los distintos testimonios que van creando una fotografía cada vez más diáfana de un acontecimiento, a todas luces, plagado de irregularidades policiales, médicas, eclesiásticas y administrativas.

¿Era el regente de la fonda un colaboracionista franquista, tal como afirman numerosos testimonios? ¿Encubrió el médico la verdadera causa de la muerte? ¿Tenían conocimiento las autoridades españolas acerca de la importancia de este “viajero extranjero” que fue enterrado según rito católico y bajo nombre equivocado?

¿Se trató realmente de un suicidio?

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres