Blogia
UN LUGAR PARA APRENDER FILOSOFÍA

El esfuerzo, un valor a la baja

El esfuerzo, un valor a la baja

Fuente: El Periódico de Catalunya
Artículo de Josep-Maria Terricabras, Catedrático de Filosofía

Amenudo nos quejamos de que el esfuerzo es un valor a la baja. Nos quejamos, pero no solemos indagar las razones de ello y adoptamos, en cambio, una actitud restauracionista: queremos imponer de nuevo el esfuerzo como el valor que era antes. Aunque creo que así no lo conseguiremos porque los valores, como los años, van haciendo camino, cambian y nos cambian.
Cuando yo era joven, el esfuerzo era, en efecto, una virtud, pero no era una virtud gratuita, porque, al mismo tiempo, también era una escala. Sabíamos que, con esfuerzo, podían lograrse ciertas metas o al menos sabíamos que, sin esfuerzo, no se podían conseguir. De ahí que un estudiante trabajador pudiera superar las limitaciones económicas familiares, que un campesino pensara en una salida industrial para sus productos, y que un comerciante avispado y activo llevara a sus hijos a aprender idiomas. El esfuerzo, bien encaminado, podía aspirar a un premio.
Ahora el campesino recibe subvenciones si arranca los cultivos, y descubre que se hará rico solo con vender sus terrenos a los constructores; muchos alumnos pueden ir al extranjero con calificaciones mediocres; hay parados que renuncian a trabajos difíciles porque, sin hacer nada, o haciendo muy poco, también pueden vivir; muchos jóvenes diseñadores, informáticos o creativos tienen un primer sueldo absolutamente desproporcionado a su inmadurez e inexperiencia, mientras se pagan sueldos indignos por trabajos que reclaman esfuerzo, constancia y paciencia.
En efecto, no es la virtud individual lo que decae. Son los planteamientos económicos y sociales los que están en crisis. Y su crisis nos arrastra a todos. Antes también se confiaba en la lotería o en las quinielas, pero estas eran esperanzas añadidas. Ahora hay miles y miles de jóvenes que buscan el éxito y la fama, que ya no son final de camino sino punto de salida. Los medios americanizados hablan de "ganadores" y "perdedores". He ahí una clasificación terrible que muy a menudo no tiene que ver ni con el esfuerzo ni con el mérito, sino con la suerte, la apariencia y lo que está de moda. Son los valores sociales los que hay que revisar urgentemente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres