Blogia
UN LUGAR PARA APRENDER FILOSOFÍA

DEBATE: LA PENA DE MUERTE

ACTIVIDAD UNIDAD 10 –EL ESTADO-

Sin duda, el mejor ejemplo del poder del Estado sobre sus ciudadanos es el poder disponer de sus vidas. Y este es el caso de la pena de muerte, en la que el reo es ejecutado en los supuestos que la ley contempla. La pena de muerte para delitos de extrema gravedad es asunto que suscita una viva polémica. Os proponemos un debate en el que abordéis la legitimidad de la pena de muerte: ¿tiene el Estado la autoridad -no la potestad, que en los países donde existe la pena de muerte no se le discute- para llevar a cabo la ejecución de un reo?. Estos son algunos de los argumentos a favor y en contra que tendréis que sopesar.

 

ARGUMENTOS A FAVOR

La pena de muerte respeta el principio de proporcionalidad que debe presidir el castigo impuesto por la ley, pues solo se establece en delitos muy graves.

La pena de muerte es disuasoria y evita la comisión de delitos especialmente crueles.

La pena de muerte resuelve el problema de la imposibilidad de reinserción de ciertos delincuentes. Hay delincuentes, como los sociópatas, para los que carecemos de posibilidad de reeducación. Sabemos que las posibilidades de reincidencia, en su caso, son muy elevadas, con lo que no tenemos otra alternativa y la sociedad tiene el derecho y la obligación de protegerse. ¿Qué autoridad tiene el Estado para dejar suelto a quien sabe que va a delinquir de nuevo? ¿Cómo mirar después a la cara de los familiares de las víctimas? ¿Acaso no tiene el Estado la obligación de prevenir los delitos, del mismo modo que previene las enfermedades a través de las políticas de salud? Pues, para ciertos delincuentes, la única prevención posible es la pena de muerte.

La pena de muerte es:

• Más humana que la cadena perpetua, pues es mucho más llevadero acabar de una vez que estar encerrado el resto de tus días.

• Más barata -el Estado no tiene la obligación de hacerse cargo de modo vitalicio de quien no lo merece-.

• Más segura, pues nadie tiene la certeza de que en una larga condena el delincuente no pueda escaparse.

ARGUMENTOS EN CONTRA

En un sistema penal, la pena responde a cuatro principios:

1°. La corrección del delito en aras de su represión. Se intenta disuadir de la comisión del delito a través de las penas que lo castigan.

2°. Reparar el daño causado.

3°. La prevención a través de la corrección de aquellos factores sociales que promueven la violencia como la pobreza, el analfabetismo, la discriminación...

4°. La reinserción: se pretende que la privación de libertad, además de retribución de la culpa y evitación de nuevos delitos, sirva para educar y resocializar al delincuente. Pues bien, la pena de muerte no responde a ninguno de ellos:

1°. No disuade, pues países con elevados índices de criminalidad -como EE UU-tienen pena de muerte.

2°. Como es obvio, no repara el daño causado: la ejecución del delincuente no devuelve la vida a las víctimas.

3°. No corrige los factores que invitan al delito, es más, con frecuencia los agrava. Por ejemplo, en una negociación con un secuestrador, si este ya ha cometido asesinato durante el secuestro y sabe que lo van a condenar a pena de muerte, ¿qué argumentos puede esgrimir el negociador para que deponga su actitud?

4°. Como es obvio, no reinserta.

Además, la pena de muerte hace irreversibles los errores judiciales. Todo sistema humano es falible, y también lo es la administración de justicia. Hay, pues, que dejar abierta la puerta a la rectificación, lo que no permite la pena de muerte. Por último, la legitimidad del Estado nace de su capacidad para defender los derechos de los individuos y, por tanto, no tiene legitimidad para suprimir a los individuos de los que emana su legitimidad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres